El némesis de Kasparov y Arimaa

Desde que los computadores y las diferentes teorías de La Inteligencia Artificial hicieron su entrada en nuestra vida, se han puesto a prueba constantemente para medir sus capacidades en contra de las humanas. No hay que olvidar que, aunque ahora nos parece obvio que hacen ciertas cosas de forma mucho mejor que nosotros, en algún momento se pensó que aquello nunca sería así.

Es así como en el mundo del ajedrez, considerado durante mucho tiempo como EL gran indicador de inteligencia, 1997 marcó un hito entorno a una partida. Se llamó el ‘más espectacular duelo de ajedrez de la Deep Blue Match won Garry Kasparovhistoria’  y fue entre el campeón mundial Gary Kasparov y la computadora Deep Blue. Revistas como Newsweek lo consideraron como ‘El último Bastión del Cerebro’, ‘El duelo entre El Hombre y La Máquina’  y plantearon interrogantes, en caso de que ganara esta última, como ‘¿Que harán las máquinas después?’.

Lo cierto es que el ruso perdió el juego. Ello marcó el antecedente de una computadora derrotando por primera vez a un campeón humano, con todas las connotaciones que ello implicaba. Solo hay que ver la cara de desazón de Kasparov para notar lo que ello significó en aquel año.

 

Las teorías sobre la Inteligencia Artificial han avanzado y muchos años de desarrollo de software han llevado a que perder en ajedrez contra un computador ya no sea algo extraño. En este contexto se ha tratado de equilibrar la balanza por medio de otro juego, hablamos de Arimaa. Dicho juego de mesa es de la misma índole que el ajedrez, pero diseñado específicamente para tener dificultad extra para las máquinas pero, al mismo tiempo, ser relativamente fácil de jugar para los humanos.

En el siguiente link te dejamos con este entretenido juego y te recordamos que hay un concurso y premios monetarios para los desarrolladores de software que mejoren la inteligencia artificial, sin alterar en demasía el hardware, empleada en el mismo en su competencia contra las personas.

http://arimaa.com/arimaa/

Un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *